Esta página web utiliza cookies y tecnologías similares, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Aquí  .
Estás en | 

12/07/2017
COMPARECENCIA DEL DIRECTOR DE LA CENTRAL NUCLEAR DE COFRENTES EN LES CORTS VALENCIANES



-La planta valenciana generó en 2016 el 34% de la demanda eléctrica anual de la Comunitat -el 3,6% a nivel nacional-, da trabajo directamente a 750 personas y supone el mantenimiento de cerca de 800 empleos indirectos en el entorno.
-La central de Cofrentes produce energía eléctrica libre de emisiones de efecto invernadero y evita anualmente la emisión de 6,5 millones de toneladas de CO2.
-En octubre de 2016 se iniciaron los trámites para la construcción del Almacén Temporal Individualizado (ATI), que es una solución transitoria para resolver las necesidades de almacenamiento del combustible gastado, tal y como están haciendo el resto de centrales nucleares españolas.
-Marzo de 2020 es la fecha límite para la decisión de Iberdrola de solicitar la renovación de la autorización de explotación.


El director de la central nuclear de Cofrentes, Tomás Lozano, ha comparecido en Les Corts Valencianes, donde ha expuesto que la planta valenciana es una de las instalaciones energéticas más importantes de la Comunitat Valenciana y del país, que en 2016 generó 9.540 millones de kilovatios hora (kWh), lo que supuso el 34% de la demanda eléctrica anual en la Comunitat y un 3,6% de la demanda eléctrica a nivel nacional.
Lozano ha señalado que la actividad de la central genera 750 empleos estables y 800 indirectos en el entorno y que en los periodos de recarga se contratan hasta 1.300 personas adicionales, gran parte de ellas del entorno próximo, favoreciendo así la creación de empleo y de valor para los municipios cercanos. Lozano también ha resaltado que muchos de estos empleos son de alta cualificación y que la central dedica de media un 6% del tiempo laboral de cada trabajador a la formación.


El director de la central ha añadido que la planta de Cofrentes produce energía eléctrica libre de emisiones de efecto invernadero y evita anualmente la emisión de 6,5 millones de toneladas de CO2, contribuyendo de manera significativa a la lucha contra el cambio climático y al cumplimiento de los objetivos acordados por España en la cumbre de París en dicha materia.


Cabe destacar que la central cuenta con un programa para el apoyo a proyectos que tengan como objetivo la protección de la biodiversidad en su entorno cercano y en mayo de 2016, el Sistema de Gestión Ambiental de la central nuclear de Cofrentes, fue inscrito en el registro europeo de centros EMAS III. Esta certificación voluntaria es símbolo de excelencia en la gestión ambiental y demuestra el máximo compromiso de Iberdrola por el cuidado y respeto del medio ambiente.


Lozano ha resaltado que CN Cofrentes está un año más entre las centrales del mundo con mejores ratios de seguridad y fiabilidad. Diferentes organismos internacionales como WANO o INPO así lo avalan, ocupando el puesto 35 sobre 445 reactores, en el ranking publicado en febrero de 2017 por la organización Nuclear Engineering International. La planta valenciana acumula más de ocho años sin paradas automáticas (desde el año 2009 no se ha producido ninguna) y tiene factores de funcionamiento medios superiores al 90%.


Dentro de su programa de actualización tecnológica, Cofrentes invirtió 46 millones de euros en 2016 para mantener modernizada la instalación, de los que diez millones estuvieron dedicados a proyectos de innovación y desarrollo.


La central de Cofrentes sigue un año más en la mejor valoración en cuanto a cumplimiento y requisitos de seguridad nuclear y protección radiológica que evalúa de forma independiente el Consejo de Seguridad Nuclear y todos los sucesos notificados por la central fueron calificados con NIVEL CERO (fuera de escala y sin significación para la seguridad) en la Escala Internacional de Sucesos del OIEA (INES).


Entre otras iniciativas para aumentar los márgenes de seguridad con los que opera CN Cofrentes, en 2016 se puso en servicio el Edificio Alternativo de Gestión de Emergencias (CAGE) y el nuevo sistema de seguridad y protección contra incendios con resistencia sísmica. Para este ejercicio, Lozano ha avanzado que la central instalará el nuevo sistema de venteo filtrado, finalizando así el último proyecto del plan de acción de refuerzo de la seguridad, derivado de las pruebas de resistencia realizadas a todas las centrales europeas, tras el accidente de Fukushima, y cumpliendo así con el exigente calendario impuesto por el Consejo de Seguridad Nuclear.


Así mismo señaló que marzo de 2020 es la fecha límite para la decisión de Iberdrola de solicitar la renovación de la autorización de explotación.


Sobre Almacén Temporal Individualizado (ATI).


En octubre de 2016, la central de Cofrentes inició los trámites para la construcción de un Almacén Temporal Individualizado de combustible (ATI) en su emplazamiento, que se espera esté en funcionamiento en el año 2019.


En España, la estrategia de gestión de residuos radiactivos es definida por el estado a través de ENRESA, y se concreta en el 6º Plan General de Residuos Radiactivos. Dicho plan prevé la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) para la gestión del combustible nuclear gastado, e incluye de forma expresa la posibilidad de construir ATI en los emplazamientos de las centrales nucleares.


El ATI es una solución transitoria para resolver las necesidades de almacenamiento del combustible gastado de las centrales, hasta que sea posible su traslado al Almacén Temporal Centralizado (ATC). Se trata de una instalación complementaria al futuro ATC.


Debido al retraso que acumula el proyecto del ATC en Villar de Cañas (Cuenca), la central Nuclear de Cofrentes y ENRESA de común acuerdo, han decidido construir el ATI en los terrenos de la central, para poder continuar su operación como así está establecido y previsto en el 6º Plan General de Residuos Radiactivos. CN Cofrentes se suma a la práctica totalidad de las centrales nucleares españolas, que o bien ya tienen un ATI operativo (Trillo, Zorita, Ascó), o lo están construyendo (Garoña y Almaraz).


El emplazamiento seleccionado para el ATI en la planta de Cofrentes cuenta con todas las garantías de seguridad, y estará situado a 46 metros por encima del nivel normal del río Júcar, y a 30 metros por encima de los límites de inundabilidad definidos por la administración en la Comunitat Valenciana.


Asímismo, tambien cumplirá los requisitos más estrictos ante los improbables escenarios más catastróficos imaginables. El criterio sísmico utilizado para el diseño del ATI de la central nuclear de Cofrentes es casi cinco veces superior a la norma sismo-resistente aplicable en la zona para edificaciones convencionales.

© 2016 IBERDROLA GENERACIÓN NUCLEAR, S.A., Sociedad Unipersonal